<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tipos de innovación empresarial que puedes aplicar ya en tu pyme


¿Recuerdas que en un artículo anterior hablamos sobre las diferentes herramientas de innovación al alcance de tu bolsillo? En este artículo queremos contarte sobre los tipos de innovación empresarial que puedes implementar mañana, el próximo lunes o el siguiente mes.

Tipos-de-innovacion-empresarial

Queremos que seas capaz de aplicar estas herramientas de la mejor manera posible y que obtengas resultados lo antes posible sin que esto signifique gastar más. Sólo recuerda, el éxito de cualquier herramienta o programa de innovación depende en gran medida del compromiso que el líder de la empresa ponga en ellas, así que una vez que te hayas decidido por alguna de estas alternativas, cuéntale a tu equipo, transmite tu emoción e invítalos a experimentar.

La innovación como forma de resolver problemas

El tipo más inmediato de innovación es el que puede ayudarte a resolver problemas. Y es que como líderes muchas veces cometemos el error de creer que las soluciones ingeniosas sólo pueden - o peor aún, deben- salir de nosotros o nuestro equipo de dirección.

Las mejores ideas pueden venir de donde menos los crees. La mayor parte de las personas que día a día trabajan en tu equipo tienen una perspectiva de cómo resolver los problemas, cada uno desde su propia perspectiva, que cuando se combinan con las de otros pueden crear grandes ideas.

Un par de herramientas que te pueden ayudar a detonar la innovación la siguiente vez que enfrentes un problema son la lluvia de ideas y el proceso de design thinking.

Recuerda que una lluvia de ideas consiste en motivar a cada persona que participe para que aporte ideas, sin importar lo arriesgadas que puedan parecer. En un siguiente momento puedes categorizar, descartar y desarrollar nuevas ideas hasta que tengas al menos un par para llevar a la práctica.

El proceso de design thinking o enfoque al diseño podría requerir más preparación, pero definitivamente te puede dar resultados interesantes. Recuerda que los pasos son: empatizar, definir, idear, crear un prototipo y probar.

Siempre nos estamos reinventando o siempre deberíamos

¿Alguna vez te ha pasado que llegas al punto en el que lo único que tienes que hacer es vender? Que ya tienes clientes fijos, que te permiten subsistir y que prácticamente no tienes que preocuparte de nada. ¿No? Bueno pues eso es porque en los negocios eso no es posible, siempre hay alguien que sacó un producto mejor o un proveedor que subió los precios o un cliente que no quiere pagar.

Todo esto hace que los negocios cambien. Decidan vender nuevos productos o explorar nuevos mercados. En el fondo, esto provoca que esos negocios no mueran. Claro que no es que todos los días hagas una sesión de planeación y decidas cambiar el rumbo todos los días, pero sí puedes formar un plan y revisarlo constantemente para ajustarlo.

Bueno, pues todo eso es innovar tu negocio, replantear objetivos y revisar tu plan. Una herramienta que puede ayudarte para realizar estas revisiones es el Modelo Canvas. ¿Lo recuerdas?, es el modelo dónde colocas a tus usuarios y tu propuesta de valor. Si utilizas esta herramienta vas a poder verificar qué tanto de lo que estás plasmando ahí haces realmente, detectar diferencias y áreas para mejorar.

Como podrás ver, estos tipos de innovación no requiere que gastes en nuevos aparatos, sí requieren dedicación, como los esfuerzos que pones en nuevos proyectos. Así que mañana o el lunes o la siguiente vez que te preguntes qué puedes hacer diferente recuerda estas técnicas y herramientas.

En temas de negocio te invitamos a descargar nuestra guía gratuita, te prepares y asegures que tu negocio crezca sin ningún problema. 

ejemplos de innovación empresarial

Germán Palacios Bustamante

Escrito por Germán Palacios Bustamante

MBA del IPADE, con experiencia en emprendimiento, innovación tecnológica y dirección de proyectos.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS