<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué tipos de seguros deducibles para empresas existen en México?


Las leyes que regulan nuestras actividades como empresas están destinadas a la transparencia en los procesos que, en última instancia, garanticen la responsabilidad, competencia y calidad de nuestros productos y servicios hacia la sociedad. Como parte de esas Leyes, está la del Impuesto Sobre la Renta, es decir, sobre las ganancias brutas que reporta una empresa que, al final del día, después de las deducciones, son su margen de ganancia. Hoy hablaremos de los seguros deducibles para empresas que hay en México, para conocer la manera en la que puedes ganar-ganar, protegiendo a tus trabajadores y obteniendo beneficios fiscales por ello.

¿Cómo sé cuáles son los seguros deducibles para empresas?

Si nos remitimos al DOF (Diario Oficial de la Federación) encontramos que en el Artículo 27 de la Ley precitada, en su fracción I, se establece que las deducciones autorizadas en el Título II de dicha Ley deben ser estrictamente indispensables para los fines de la actividad del contribuyente. Es decir, que los gastos que pretendas deducir deben estar relacionados con tu principal actividad económica; por ejemplo, si tienes una papelería, comprar una fotocopiadora es esencial para tu giro y por tanto, es deducible.

Sin embargo, lo complicado viene después, en la fracción XI del artículo referido, que indica que no serán deducibles los gastos de previsión social cuando las prestaciones correspondientes no se otorguen en forma general en beneficio de todos los trabajadores.

Aquí la clave está en dos partes: “gastos de previsión social” y “ en forma general”. Por gastos de previsión social entenderemos todo aquello que caiga en la realización de los derechos básicos universales aceptados en nuestra sociedad: seguridad, educación, alimentación, vivienda, salud y, desde luego, el primordial de todos: el derecho a la vida.

Con forma general se refiere a los contratos colectivos, es decir, que no haya diferencia entre tipos o niveles de empleados, lo cual se sustenta precisamente en el punto anterior, ya que si hablamos de que son “derechos básicos universales” el patrón no le puede ofrecer estos a un grupo determinado de trabajadores mientras que se lo niega a otros; cosa que no pasa, por ejemplo, con otro tipo de prestaciones que sí van de acuerdo a la jerarquía del empleado, por ejemplo, contar o no con coche empresarial, o prestaciones optativas y voluntarias, como la caja de ahorro, por ejemplo.

Así entonces, estamos hablando de que todo gasto llevado a cabo por el empresario por concepto de previsión social en favor de todos sus trabajadores a través una póliza colectiva es un gasto deducible de impuestos. En este otro artículo te damos un buen ejemplo de esto.

Si deseas brindar protección a tus trabajadores, qué mejor que hacerlo de la manera más inteligente posible, obteniendo beneficios fiscales al tiempo que refuerzas el compromiso de tus trabajadores. Conoce más al respecto haciendo clic abajo y un asesor te contactara para resolver todas tus dudas y ofrecerte la póliza colectiva de previsión social (salud y vida en el caso de AXA) que tu desees y que tus trabajadores te agradecerán con su mayor compromiso y calidad en el trabajo.

cuanto cuesta un seguro para empresas

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS