<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué es la responsabilidad civil de una empresa?


¿Alguna vez has escuchado de alguien que haya dejado su coche en algún estacionamiento, o al valet y que al momento de recoger su coche está chocado? Otro ejemplo de una situación parecida es que, estando en un restaurante, por accidente uno de los meseros tire un plato caliente que te lastime.

Ambas situaciones, además de ser de muy mala suerte, tienen otra característica, y es que en ambos casos la empresa tiene una responsabilidad civil contigo o con la persona que haya sufrido estos accidentes.

La responsabilidad civil no sólo es un tema de empresa

Comencemos por entender que la responsabilidad civil, tal como la define la Suprema Corte de Justicia en el Semanario Judicial, es la obligación de indemnizar por daños y perjuicio. Dicho de una forma más simple, cuando le causas un daño a alguien la ley dice que le tienes que pagar por haberlo dañado.

Además, la ley considera dos situaciones en las que podemos caer en el caso de pagar los daños; la primera es cuando por incumplir un contrato, a la otra persona o empresa le haces gastar más. La segunda es por haber hecho algo fuera de la ley o por haber hecho algo que pusiera en riesgo al otro.

Como podrás ver, esto aplica no sólo para empresas, también las personas podemos, sin quererlo, causar un daño a otras personas y, por lo tanto, tendríamos la obligación de pagar el daño; dicho de otra forma, si dañas a alguien debes pagar los platos rotos.

 

responsabilidad-civil-de-una-empresa-in.jpg

¿Cómo puede protegerse una empresa?

La forma más común en la que puedes protegerte ante un posible riesgo es con un seguro. Velo así, cuando adquieres tu coche, es posible que choques y en un choque es probable que las personas dentro de tu coche o fuera de él salgan lastimadas. En estos casos tú tendrías una responsabilidad civil tanto con las personas dentro de tu coche como aquellas fuera de él.

Lo mismo ocurre con las empresas. En tu negocio puedes tener actividades que podrían dañar a tus clientes, a tus proveedores o hasta a tus empleados; en cualquier caso, si alguno de ellos sufre un daño debes estar preparado para responder. Por eso es que los negocios, por pequeños que sean, ven conveniente tener un seguro que incluya responsabilidad civil para empresas, para que en caso de algún accidente que afecte a una persona, puedan pagar los daños.

Haz una revisión de todas las cosas que se hacen en tu empresa o negocio, desde manejo de herramientas hasta maquinaria pesada. Hay veces que vemos nuestras actividades muy normales y no caemos en cuenta que podemos afectar a otros, sin quererlo. Analiza y toma la mejor decisión para tu negocio.

 

segu

Germán Palacios Bustamante

Escrito por Germán Palacios Bustamante

MBA del IPADE, con experiencia en emprendimiento, innovación tecnológica y dirección de proyectos.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS