<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Quieres emprender un negocio? Determina tu diferenciador


La mayor parte de nosotros alguna vez hemos estado en una conversación donde algún amigo -o incluso tú mismo-, después de mucho platicar, dice tener ideas geniales de negocios. Si después de que has pasado la emoción de la conversación realmente estás pensando en emprender un negocio, debes utilizar una herramienta básica: el plan de negocios.

El plan de negocios es una herramienta que te ayuda a poner en blanco y negro tu idea. Hoy queremos platicarte sobre la base de un plan para crear tu empresa: la propuesta de valor. Ésta es la base sobre la que se va a desarrollar tu negocio.

El primer paso para emprender un negocio

Piensa en la propuesta de valor como aquella razón por la que tus futuros clientes van a preferir comprarte a ti y no a nadie más. Eso es lo primero que tienes que analizar: qué harás para que tu negocio sea distinto, original.

Pongamos un ejemplo, cuando sales a comer ¿cómo decides a dónde vas a ir? Puede ser tomes la decisión por el sabor o el antojo que tienes, por el precio o por la ubicación. Estos son tres puntos que hacen que decidas ir a un restaurante o a otro.  En el caso de un comercio como un restaurante, el sabor, el precio y la ubicación son muy importantes para hacerlo rentable.

Cada lugar de comida, sin importar su tamaño, tiene una combinación de precio, sabor y ubicación que lo hace diferente a los demás. A esta combinación de elementos la conocemos como propuesta de valor, y la idea es que sea única para cada lugar. Aunque esto no siempre ocurre. Cuando te da lo mismo ir a comer a un lugar que a otro, la propuesta de valor de estos lugares es la misma para ti.

¿Cómo determinar tu propuesta de valor?

 Decidir tu diferenciador cuando desarrollas un plan de negocio es un ejercicio que te ayudará a darte cuenta de qué tan buena o mala es la idea que tienes en mente.

Lo primero que debes hacer es decidir quién es tu cliente. Ya que la propuesta de valor depende de cada persona, así como cuando vas a comer fuera de casa, hay lugares que a ti te gustan, pero a tus amigos no, y viceversa. Así que primero piensa en quién es tu cliente.

Un error común es creer que todas las personas piensan igual que uno mismo. Si diseñas tu propuesta de valor con tus propios gustos, los clientes a los que les hará sentido serán personas que tengan tus mismos gustos o ideas. Si buscas tener un negocio rentable es mejor que tu idea sea agradable a una mayor cantidad de personas.

Temas de negocio plan de negocio

Te queremos compartir algunas preguntas que pueden guiarte a diseñar tu propuesta de valor:

  • ¿Qué valor le estamos entregando a los futuros clientes?
  • ¿Qué problema estamos ayudando a resolver a nuestros futuros clientes?
  • ¿Qué necesidades de nuestro cliente estamos satisfaciendo?

Es normal que durante este proceso tardes un tiempo y que, finalmente, cuando llegues a una idea que te haga sentir cómodo, descubras que es diferente de lo que pensabas en un inicio. Lo importante es que esta propuesta va a guiar el resto de las decisiones alrededor de tu negocio, así que vale la pena dedicarle tiempo.

Germán Palacios Bustamante

Escrito por Germán Palacios Bustamante

MBA del IPADE, con experiencia en emprendimiento, innovación tecnológica y dirección de proyectos.

QUE TUS AMIGOS HAGAN CRECER TU NEGOCIO

 

DESCUBRE CÓMO TUS CONOCIDOS PUEDEN IMPULSAR TUS GANANCIAS

DESCARGA TU GUÍA GRATIS

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS