<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las pequeñas empresas no tienen por qué hacer pequeños negocios


De acuerdo a la clasificación de BBVA Bancomer, una microempresa, vista desde el su número de empleados, es aquella que tiene menos de 10 trabajadores; las pequeñas empresas exitosas  tienen un máximo de 49 trabajadores; las empresas medianas van desde 50 hasta 250 empleados; y las empresas grandes están por arriba de este número de empleados. Esta segmentación ayuda a los bancos a identificar el tamaño de cada empresa, más no determina el tamaño de negocios que esta puede alcanzar.

 

pequeñas empresas en méxico

Si ofrecemos valor hay negocio de por medio

Uno de los elementos que determinan el tamaño de los negocios que puedes alcanzar, sin importar el tamaño de tu empresa, es la oferta de valor que pones en el mercado. En este blog te hemos hablado mucho sobre esto y, en resumidas cuentas, debes recordar que la propuesta de valor responde a la siguiente pregunta: ¿por qué tu cliente debería comprar tus productos y no los de alguien más?; en palabras más coloquiales: ¿qué tienen tus productos o servicios que no tengan los demás?

Cuando tienes algo de valor que ofrecer al mercado vas a tener la posibilidad de crear negocios enormes; hay varios ejemplos de esto: desde el clásico Apple –sí, el de computadoras que comenzó en una cochera– hasta ejemplos más cercanos como los fundadores de Compartamos Banco, quienes crecieron tanto gracias a su gran propuesta de valor.

 

En esta época, crecer no significa contratar

Habiendo pasado el tema del valor que tu negocio da a cliente, comúnmente se piensa que las empresas tienen grandes negocios por la cantidad de personas que laboran en ellas. Esto es relativamente normal ya que la cantidad de colaboradores suele estar relacionada con las actividades que debes ejecutar, pero es cada vez más común que las empresas, para poder enfrentar grandes negocios de grandes dimensiones, realicen contrataciones por proyecto.

Las contrataciones por proyecto permiten a las empresas que una vez que se finaliza el proyecto concluye la relación con el grupo de personas que los apoyó. Esto es muy común en algunas industrias, por ejemplo, la de producción audiovisual.

Es cierto, hay empresas que abusan de este tipo de esquemas, lo que es completamente perjudicial para todas las personas, tanto las empresas que buscan no dar prestaciones, como las personas mismas que trabajan en este tipo de esquemas y enfrentan una gran incertidumbre respecto de su futuro laboral en el mediano plazo . Sin embargo, es un esquema que también conlleva algunas ventajas, porque las personas pueden tener la flexibilidad que deseen  para balancear vida personal y laboral, además de especializarse en un tema en específico y poder negociar condiciones de trabajo en cada nuevo proyecto, o tener más de un proyecto a la vez, lo que representa más de un ingreso aunque sean temporales.

Por último, y hablando sobre el grado de especialización que logres en tu empresa, debes ser consciente de que será clave porque te ayudará a incrementar el valor que tus clientes vean en ti, no todos los modelos de negocio pueden soportar un alto grado de especialización, pero si tu empresa lo soporta seguramente valdrá la pena que persigas ese nivel de especialización para hacerlo tu principal diferenciador.

 

ejemplos de innovación empresarial

Germán Palacios Bustamante

Escrito por Germán Palacios Bustamante

MBA del IPADE, con experiencia en emprendimiento, innovación tecnológica y dirección de proyectos.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS