Negocios exitosos: no todos la hacen a la primera


 

infografia negocios exitosos pymes

Todos, absolutamente todos los que deciden iniciar un negocio propio lo hacen con la misma idea en la cabeza: que su idea sea exitosa al grado de poder vivir de ella; dejar de ser empleado y empezar la aventura de ser patrón, su propio jefe.

La idea no es mala; de hecho, está probado que 9 de cada 10 empleos en México son generados por las pymes: esas pequeñas y medianas empresas como la que piensas abrir (o ya abriste y buscas consolidar o incluso expandir).

Por otro lado, no puedo imaginar a alguien que decida abrir un negocio con el fracaso en mente, eso sería una locura; es claro como el agua que nadie con dos dedos de frente quisiera fracasar, habiendo echado la casa por la ventana tratándose de su pequeña empresa.

Lo que no es así de claro, y que seguido pasamos por alto, es que el fracaso es parte del emprendimiento, y puede llegar a ser la semilla que siembre el futuro éxito de tu comercio si lo sabes aprovechar al máximo.

Algunos que fracasaron

A continuación, te traemos algunos ejemplos de grandes empresarios que fracasaron con sus primeros intentos, pero que con las ganas, la perseverancia y lo aprendido de sus propios errores se decidieron a no tirar la toalla y seguir adelante con sus ideas de negocio. Seguramente te sorprenderás con algunos nombres que encontrarás en la lista:

Henry Ford

El creador de la popular fábrica de autos estadounidenses fracasó en su primer intento, la Detroit Automobile Company. Los comentarios acerca de sus automóviles fueron básicamente que sus coches eran de poca calidad y caros para el tipo de público al que él quería venderles.

La clave: este empresario entendió y atendió los comentarios sobre sus productos. Como resultado, mejoró el modo en que fabricaba sus carros (después llamado “fordista”), partiendo de la cadena de producción para el ensamblaje de sus coches, lo cual hizo que el producto final fuera de mayor calidad y que se hicieran en menos tiempo. ¿El resultado? Automóviles mejores y más baratos, que hasta el día de hoy se encuentran en la mente de la gente como vehículos duraderos y confiables.

 

que tus amigos hagan crecer tu negocio

 

Walt Disney

¿Cuánta gente conoces que haya visto alguna película de Disney? Yo también conozco muchos, pero cuando esta compañía iba comenzando estuvo a punto de desaparecer y con ella muchos de los títulos que han marcado nuestras infancias. Con la pérdida de los derechos de Oswald, el conejo de la suerte, Disney estaba prácticamente en bancarrota, con una deuda de 4 millones de dólares, que hoy en día serían ¡más de 58 millones de dólares!

La clave: el señor Disney no bajó los brazos y aun con la deuda que tenía, quiso apostar por su idea hasta el final. Sabía que necesitaba hacer algo diferente, y así decidió invertir en su mejor proyecto: Blancanieves y los sietes enanos. Antes de dicha película solo tenía dinero para financiar el filme, después de ella, construyó los actuales estudios Disney en Burbank, California.

Steve Jobs

Fundas tu compañía, al principio te va muy bien, pero luego de la entrada a la industria de algunos fuertes competidores empiezas a tener problemas financieros, no alcanzas tus metas comerciales, te hartas de tus empleados y… renuncias. Eso sucedió con Steve Jobs, que renunció a la compañía que él mismo había fundado: Apple.

Después de su renuncia inició otros proyectos con gran éxito, como Pixar (que lo volvió el accionista individual más grande de Disney) y NeXT, una empresa de computadoras (como Apple) que influyó muchísimo en su rubro por ser innovadora en su sistema operativo, y que además fue en una de estas computadoras que se desarrolló el concepto de la World Wide Web, el protocolo por el cual puede estar leyendo esta publicación y que le da sus siglas a toda página de internet (como en www.temasdenegocio.com).

Gracias a estos aportes, la primera compañía de Jobs, Apple, decidió comprar esta otra nueva compañía, NeXT; es así como regresó el fundador a su propia empresa. ¿El resultado? Steve Jobs, ahora como director interino, hizo una profunda reestructuración y, 12 años después de su regreso, logró aumentar el valor de su compañía en ¡150 mil millones de dólares!

La clave: tú eres el que tuvo la idea en un principio, y si bien te tienes que rodear de gente capaz y comprometida, que entienda tu idea, tu negocio siempre necesitará tu tiempo y dedicación para ver que marche por el camino correcto, sobretodo en las primeras etapas. Ya sabes, como dice el dicho “al ojo del amo, engorda el caballo”.

Tenemos más ejemplos de cómo rendirse no es opción cuando se trata de tu negocio, que es tu futuro. Manténte atento y espera la segunda parte de esta publicación.

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

QUE TUS AMIGOS HAGAN CRECER TU NEGOCIO

 

DESCUBRE CÓMO TUS CONOCIDOS PUEDEN IMPULSAR TUS GANANCIAS

DESCARGA TU GUÍA GRATIS

Deja un comentario