¿Llevas cuentas en tu negocio? No hacerlo es un error muy costoso


Sin importar si son negocios desde casa, simplemente negocios con poca inversión o grandes empresas, los negocios más rentables en México tienen una cosa en común: una buena administración. En otras palabras, llevan las cuentas de forma ordenada.

Hay muchos beneficios cuando llevas una administración ordenada de tu empresa, por ejemplo, puedes acceder a créditos para hacerla crecer, puedes planear lo que vas a cobrar para saber cuánto puedes gastar y no encontrarte en situaciones complicadas. Sobre todo, llevar una administración ordenada te permite tener mejor control de lo que va a ocurrir en tu comercio.

No importan las herramientas, lo importante es el orden

Si buscas en internet herramientas de administración de empresas vas a encontrar muchas opciones. Desde la más difícil y especializada, hasta la más práctica, por ejemplo, herramientas de software (programas para la computadora) especializadas para restaurantes o programas para tiendas de abarrotes.

La realidad es que no importa qué herramienta utilices en tu administración, lo más importante es el orden con la que lleves tus cuentas. Claro, hay programas que te permiten administrar de forma más sencilla tus cuentas, pero si tú y la gente que trabaja contigo no lo usan ordenadamente, el software no te ayudará mucho.

 

cuentas en negocio

 

¿Y qué significa orden?

Hemos mencionado mucho el orden, pero cuando hablamos de la administración de una empresa este concepto podría no ser tan claro.

Siempre que hablemos de orden en la administración de empresas debes tener en mente tres cosas: primero, la frecuencia; es decir, qué tan seguido haces las cuentas. Segundo, los elementos, o sea, lo que vas a contar; porque no sólo existe lo que cobras y lo que pagas. Por último, los registros; es decir, que la información la guardes en algún lugar.

¿Qué tan seguido hacer cuentas?

Una micro empresa es diferente de otra, por lo que la frecuencia para hacer las cuentas depende completamente del tipo de empresa y qué tanto cambia. Por ejemplo, en una cafetería o una cocina económica, las cuentas deben hacerse de forma diaria, porque aquello que ingresa todos los días sirve para pagar lo que se gastará al día siguiente.

¿Qué elementos tomar en las cuentas?

Lo más básico es cuánto entra y cuanto sale. La base de cualquier comercio es comprar barato y vender caro, así que los primeros elementos son: la cantidad que vendes, a lo que llamamos ingresos; y lo que gastas, a lo que llamamos egresos.

Además de esto, hay proveedores que te dan crédito, eso lo debes registrar porque en algún momento lo debes pagar; a este concepto lo llamamos cuentas por pagar. Claro que, así como hay proveedores que te dan crédito, también hay clientes a los que les das crédito: a esto le llamamos cuentas por cobrar.

¿Llevar registros?

Finalmente, debes saber que registrar todo es la clave para una buena administración. Registrar todo te ayudará a darte cuenta si vendes más un mes que otro o un día que otro. Saber cuántos días puedes dar de crédito a tus clientes o si debes cambiar de proveedores porque te dan menos días de crédito que otros.

Lo que debes registrar son los 4 elementos que mencionamos antes: ingresos, egresos, cuentas por cobrar y cuentas por pagar. Estos 4 elementos son la base de la administración y contabilidad de grandes y pequeñas empresas.

En la medida que pongas en práctica el orden en tu administración, será cada vez más sencillo continuar teniendo cuentas ordenadas y, con el paso del tiempo, te darás cuenta que esto hace una gran diferencia en tu negocio. Continúa informándote y  descarga la siguiente guía que preparamos para ti, te ayudará a incrementar tus ingresos haciendo uso de tus amistades ¡Es gratuita!

Germán Palacios Bustamante

Escrito por Germán Palacios Bustamante

MBA del IPADE, con experiencia en emprendimiento, innovación tecnológica y dirección de proyectos.

QUE TUS AMIGOS HAGAN CRECER TU NEGOCIO

 

DESCUBRE CÓMO TUS CONOCIDOS PUEDEN IMPULSAR TUS GANANCIAS

DESCARGA TU GUÍA GRATIS

Deja un comentario