<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Innovación en empresas no necesariamente tecnológicas


Si eres dueño de tu propia pyme, seguro estás constantemente buscando nuevas maneras de hacer crecer tu negocio. Una de ellas es la innovación en empresas, un término que se lee cada vez con más frecuencia en todas partes, y más en esta época en la que los avances tecnológicos van una tras otro, tan rápido que apenas da tiempo de adaptarse a un nuevo smartphone, una nueva app o a la red social más nueva; porque la innovación siempre es tecnológica… ¿o no?

Innovacion-en-empresas

La innovación en empresas bien puede ser “analógica”

El motivo de este post es dejar clara la diferencia entre “innovación” (en general) y su parte “tecnológica”. Sabemos que la tecnología ha ayudado a innovar con las herramientas y productos que ofrecen, pero no siempre es necesario algún gadget o adaptación tecnológica para innovar.

Nos vamos a apoyar en el CONACYT, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología aquí en México, que a través de su página de internet nos dice las diferencias entre desarrollo tecnológico, innovación e innovación tecnológica; lo hace de la mano de algunas instituciones de gran renombre como los son la OCDE, es decir, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (que es responsable de la publicación del Manual de Oslo), la OTA, Oficina para la Evaluación Tecnológica (OTA: Office of Technology Assessment en inglés) o la escuela LCTI (Lehigh Career Technology Institute).

Veamos las importantes diferencias para que las conozcas a fondo y luego comiences a ver de qué manera poder implementarlas en tu pyme para modernizarla y hacerla destacar de entre el resto.

Desarrollo tecnológico.

Es un aumento en la eficiencia técnica con la que los recursos son usados en la producción; es decir, lograr producir más bienes o servicios con los mismos recursos, o seguir produciendo la misma cantidad de bienes o servicios, pero con menos recursos gracias a algún avance en la técnica hasta entonces usada.


Un buen ejemplo de esto es el GPS (Global Positioning System en inglés): un servicio de geolocalización que permite saber en tiempo real dónde estás ubicado, con gran precisión. La aplicación Waze, es una de las tantas opciones que se sirven de este desarrollo tecnológico, y ha hecho posible reducir considerablemente algunos tiempos de traslado de particulares y de privados, como los taxistas de Uber, que pueden llegar a cualquier lugar sin necesidad de haber ido antes o de conocer la zona.

Innovación.

Es la introducción de un producto nuevo -o significativamente mejorado-, ya sea un bien o un servicio, para adaptar algún proceso, método o forma de organización, tanto dentro como fuera de la empresa.

Un buen ejemplo de esto sería imaginar un cambio en la organización del lugar de trabajo y el proceso para servir tacos en estos comercio: en lugar de ordenar-comer-pagar, el comensal tendría que pagar-ordenar-comer. Lo que pudiera parecer un simple capricho en “el orden de los factores” podría reducir considerablemente pérdidas en negocios de este tipo, ya que es común que los comensales no siempre reporten todo lo que han comido, ya sea por olvido, por confusión o a propósito, el caso es que al final afecta en la ventas; adicionalmente este cambio en el proceso reduce el tiempo de atención a cliente, debido a que no hay necesidad de pedir/hacer la cuenta de los clientes, pudiendo dedicar este tiempo a limpiar las mesas, por decir alguna actividad.

Innovación tecnológica.

Esta se distingue por una mejora o novedad en las características del desempeño de los productos o servicios. De acuerdo con el Manual de Oslo, que estas mejoras se puedan aplicar va a depender del grado en que dichas características y su grado de novedad sean un factor importante en las ventas de una empresa o industria dada; es decir, que dé un buen retorno de inversión (o ROI, por sus siglas en inglés: Return Of Investment).

Aquí podríamos mencionar al Lector Clip, que es un lector de tarjetas de crédito que te permite cobrar en esta modalidad sin necesidad de contar con una terminal bancaria. Este ejemplo es muy atinado si tomamos en cuenta la última parte de la definición: implementar este lector de tarjetas de crédito y débito ha permitido incrementar el número de ventas en infinidad de tiendas de abarrotes (o tienditas de la esquina, como le decimos de cariño). Conoce más haciendo clic aquí.

Ahora que conoces las sutiles pero importantes diferencias que aquí te presentamos, te invitamos a que descargues nuestra guía Potencializa la innovación en tu pyme: qué, cómo y cuánto, en las que podrás ir más a fondo en estas diferencias y podrás decidir el tipo de innovación que más conviene a tu empresa.

ejemplos de innovación empresarial

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS