<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Incentivos laborales en México, ¿qué buscan los empleados?


A todos nos gusta sabernos útiles y esto sucede de la mano con el reconocimiento de nuestro trabajo. Los incentivos laborales cumplen una función primordial para tal finalidad, pero de entre todos los que existen, ¿cómo elegir el incentivo correcto?


La mejor respuesta es la que puedan darte tus propios empleados. Es cierto, debes apegarte a las políticas de la empresa, hacer un análisis cuidadoso de la situación económica de la misma y establecer las métricas para determinar al personal que deberá ser recompensando, pero de nada servirán esos esfuerzos si tus empleados no le dan el valor a los incentivos implementados; después de todo, lo que buscas es  satisfacerlos a ellos, ¿no?


Justamente indagando en qué piensan, valoran y, en último término, buscan los empleados en México, podemos tomar mejores decisiones. Veamos qué opinan al respecto.


La Asociación de Internet.mx nos da tres datos para pensar sobre lo que buscan los mexicanos cuando prospectan su trabajo:


· El 90% (de casi 4000 entrevistados) aseguró que las oportunidades de desarrollo son el principal incentivo laboral que toman en cuenta para aceptar un trabajo.


· Por el otro lado, 81% de los entrevistados afirmaron que el sueldo es un factor determinante al decidir dónde trabajar.


· El 77% de la gente en México que ha buscado trabajo vía internet piensa que las prestaciones son el factor más importante al considerar una oportunidad laboral.


¿Te das cuenta de la importancia que atribuyen los empleados a las prestaciones? Hace tiempo que el sueldo o salario dejó de ser el más importante de los factores para considerar una oferta laboral; hoy, se valoran casi en la misma medida la oportunidad de escalar en las empresas, el pago que reciben por su trabajo y las prestaciones laborales, todos incentivos para los empleados.

Tipos de incentivos laborales

Entrando un poco más en materia, hagamos zoom en los tipos de prestaciones que puedes ofrecer a tus empleados para ser una opción atractiva de empleo y decidan ingresar o quedarse contigo.


Prestaciones educativas: consiste en la capacitación continua que puedes ofrecer al personal que labora en tu pyme. Si no tienes las credenciales para dar cursos, diplomas, o reconocimientos con validez oficial, puedes buscar centros de capacitación donde mandar a tu personal más capaz para que se siga entrenando y, al volver a tu pyme, pueda él o ella, transmitirle a sus compañeros lo aprendido en su capacitación.

Prestaciones médicas: los seguros de gastos médicos mayores, menores, o aquellos dedicados a enfermedades específicas o a cirugías son también muy valorados por los trabajadores, quienes se sienten así cobijados por la empresa para la que trabajan.

Días económicos: también conocidos como PTOs (Paid Time Off, o día no laboral con goce de sueldo) es una tendencia que viene de las compañías estadounidenses que poco a poco ha ido permeando en nuestra sociedad y con muy buena recepción por parte de la fuerza laboral. Consiste en programar un día en el cual algún empleado puede descansar pero sin que se le descuente el día.

En el contexto actual, el tiempo vale más que nunca, y esta prestación permite hacer muchas cosas que luego, precisamente por nuestro horario y lugar de trabajo, no podemos llevar a cabo; o simplemente para lo que fueron pensados originalmente: para descansar.

Trabajo desde casa: otra que viene allende las fronteras, el también llamado home office (oficina en casa) es una prestación que entusiasma a más de un trabajador. Desde luego, hay industrias en las que esto es imposible (pensemos en las industrias manufactureras cuyas cadenas de producción requieren centralizar toda la maquinaria pesada en un sólo lugar), pero si tu negocio o giro lo permite, ¡pruébalo, ya verás que tendrá un excelente recibimiento entre tus trabajadores!

Horario flexible: cada que puedas y no afecte al negocio, sé comprensivo y abierto con tus trabajadores y en caso de que lo necesiten, sé flexible con la hora de llegada y salida al trabajo. Por todos lados aumentan las horas y minutos que se deben pasar en el tránsito entre casa y trabajo y de regreso, sobre todo en las horas pico. Salir más temprano, o trabajar en horarios desfasados, puede repercutir de manera beneficiosa a que el tiempo “atorado en el tráfico” disminuya considerablemente.

Si quieres conocer más beneficios y prestaciones que incentiven a tu fuerza laboral, descarga gratis la guía que te dejamos aquí abajo, y pon en práctica algunos de los consejos que ahí te damos.

 

salario emocional

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS