<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La importancia de las mamás emprendedoras en México


Hoy es un día especial, es 10 de mayo y toca festejar el Día de las Madres, una fecha reservada para las personas que tienen la dicha y la responsabilidad de dar vida, a todas ellas que comenzaron como niñas y terminaron siendo madres, enseñando al resto del mundo que hay un tipo de amor siempre empático, transparente y puro: el amor de mamá. Es por eso que en esta publicación de temas de negocio recordamos -de la mano de algunas cifras- la importancia que tienen para nuestro país las mamás emprendedoras.

Cifras sobre las emprendedoras en México:

 
·Según datos de 2017 de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), en México hay 19.9 millones de mujeres que realizan alguna actividad productiva remunerada, de las cuales 14.7 millones (alrededor de 3/4) son mamás. De estas mamás trabajadoras, casi un tercio (4.3 millones) son además jefas de hogar.

·Hablando al interior de los hogares, la Encuesta Nacional de Hogares de 2018 del INEGI (Instituto Nacional de Geografía y Estadística) revela un que 28.5% de los 34.1 millones de hogares en México tiene jefatura femenina a nivel nacional, siendo la Ciudad de México la entidad con mayor porcentaje con mamá al frente del hogar económicamente hablando, lo cual habla de una tendencia que va al alza, ya que en 2014 el promedio en el país fue de 27.2% de hogares liderados por la madre.

·Más aún, cuando la familia es nuclear (padre, madre e hijos únicamente) el padre está al frente en un 69% de los casos; sin embargo, cuando se trata de familia ampliada (donde se comparte vivienda con tíos, abuelos, o incluso familiares políticos -no consanguíneos- las mujeres encabezan el sector, con un 30.7% frente a los casos donde sólo papá es el jefe del hogar, que representa un 19.7%. Esto nos habla de la protección, empatía y generosidad que día a día demuestran las madres, y como vemos aquí, no sólo hacia sus hijos.

·Y hablando sólo de los hijos, lo que parece ser ya un lugar común es que sea principalmente la madre quien se ocupe de ellos; así lo demuestran las cifras que dicen que si bien el 70.7% de los menores de edad viven con ambos progenitores, cuando se vive sólo con uno de ellos, el 16.5% lo hace con la madre, frente a sólo el 1.5% de quienes viven únicamente con el padre, ¡la diferencia es más de diez veces mayor de uno a otros caso!

·Con todo, hay cifras que también ponen de manifiesto que falta avanzar en materia de igualdad de género, pues según el último Informe Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial con base en datos de 29 países, las mujeres trabajan unos 52 minutos más al día que su par masculino, si se tiene en cuenta el trabajo remunerado y no remunerado, lo cual resulta en una diferencia de 39 días más al año. Queda mucho por avanzar en este rubro, también.

·Por último, y volviendo a cuestiones de emprendedoras, hay una brecha en la que día a día se trabaja para que disminuya: hablamos de la que hay entre las mamás que son empleadas y las autoempleadas, frente a las que no reciben ningún pago y a las que, por el contrario, pagan, es decir, aquellas que dan trabajo, las mamás empleadoras. Resulta que del total de la mujeres con al menos un hijo, el 64.4% es empleada, el 26.2% son autoempleadas, el 6.6% no recibe pago por el trabajo que desempeña y sólo el 3.1% son empleadoras.

Pensando un poco en esta última cifra, queremos que lejos de desmotivarte pienses en que se viven tiempos no sólo de igualdad de género y apoyo a la mujer, sino además que hay muchas mamás que están descubriendo cómo hacer para continuamente generar empleos y que esta tendencia va al alza, ya que sólo el año anterior el porcentaje de mamás empleadoras era sólo de 2.8%. Un avance mínimo, si se quiere, pero avance al fin.

La importancia de las mamás en la economía, como motor de sus familias y por ende también como un fuerte motor de desarrollo y dinamismo del país, queda más que claro: aun con las brechas salariales que demuestran que la mujer gana un 20% menos por el mismo trabajo que realiza un hombre, aun con el hecho de que, además de su trabajo “formal”, el 63% de ellas llegan a casa a hacer labores que no son remuneradas (como cocinar, lavar, limpiar, comprar los alimentos, etc.), aun con las agravantes de seguridad que viven día con día en nuestro país, ellas no se detienen, no dejan de alzar la cara y levantar el pecho, no sólo por ellas mismas, sino por sus hijos, sus familias y hasta por sus empleados en los casos de las mujeres emprendedoras, que gracias a un cambio de mentalidad que cada día se constata más en cifras, cada vez son más; después de todo “¿qué no haría una madre por sus hijos?”

Definitivamente, un día al año jamás bastará para rendir el homenaje que ustedes se merecen, mujeres de gran convicción, de inamovible tenacidad y siempre admirables. ¡Felicidades, mamás!

 

guia mujer emprendedora

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS