<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Horario flexible: beneficios que no imaginas al trabajar menos


México es el país que más horas trabaja mientras que, por el otro lado, Alemania es el que menos, y sin embargo, los bávaros son mucho más productivos que los aztecas. Así comenzamos nuestro artículo sobre el horario flexible en la empresa y por qué nos conviene implementarlo.

Horarios laborales en perspectiva

Lo mencionado anteriormente corresponde a una clasificación de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) de las cual ambos países forman parte. En un estudio, descubrieron que el mexicano promedio pasa una media de 2255 horas al año en el trabajo, es decir, mientras que su contraparte teutona pasa 1363 horas al año laborando, y sin embargo, los alemanes son considerados innovadores y productivos más allá del promedio de la propia Unión Europea: aun comparados contra sus pares británicos, las cifras revelan que el trabajador promedio en Alemania es 27% más productivo que el trabajador en el Reino Unido. El promedio de horas laborales que maneja la OCDE es de 1760 horas por año.

Analizado por semana, esto implica que en México se trabaja una media de 43 horas por semana; si bien esto está dentro del marco de la Ley, que establece un tope de 48 horas a la semana, estas cifras no consideran tiempos de traslado. Por ejemplo, en la Ciudad de México se trabaja en promedio 2622 horas por año, esto está por encima del promedio nacional y nos arroja un media de 7.2 horas por día, a los cuales habría que sumar la hora de comida y los tiempos de traslado, que en promedio son de hora y media, que multiplicado por dos nos dan tres horas. Así, el promedio de tiempo invertido en el trabajo, llegar a él, comer y regresar a casa al final de jornada nos dan casi 12 horas al día (11.2)… ¡la mitad del día sólo para el trabajo!

Horario flexible, ¿la solución al problema?

Con el panorama ya expuesto, vemos que la productividad no está directamente relacionada con las horas trabajadas, así que una práctica que vale la pena intentar es implementar un horario flexible que permita el equilibrio entre la vida personal y la laboral. Y es que esto ya se ha intentado en otras economías, como las escandinavas danesa y sueca, siendo los primeros quienes disfrutan del mejor equilibrio entre vida privada y trabajo y los segundos los autores de un experimento que a continuación reseñaremos y que nos da importantes pistas sobre la posible solución a la sobrecarga de trabajo que sin embargo no se ha traducido en mejor productividad y competitividad.

Resulta que un centro de salud para el cuidado de personas de la tercera edad puso en marcha un experimento en el cual se redujo la jornada laboral de las enfermeras empleadas de ocho a seis horas al día por el mismo sueldo. Entre los beneficios que arrojó el experimento, tenemos en primer lugar el testimonio de una de las participantes, Lise-Lotte Pettersson, de 41 años, quien aseguró que antes “me sentía cansada todo el tiempo, llegaba a casa del trabajo y me quedaba dormida en el sofá”, pero con el nuevo horario “ya no. Ahora estoy mucho más alerta y tengo más energía para mi trabajo y mi vida familiar”.

Este ejemplo refleja justo lo que queremos dejar en claro. Si bien es sólo un testimonio, el estudio se amplió a otras compañías suecas, desde hospitales ortopédicos hasta pequeñas empresas, e incluso en el ramo automotriz esta tradición lleva más de una década. Se reportaron los siguientes beneficios:

Menor rotación laboral y mayor atracción del mejor talento

Los centros de salud, así como otras pymes que implementaron el modelo, notaron una menor rotación laboral. Maria Bråth, fundadora de una startup digital que trabaja seis horas diarias desde hace ya más de tres años dijo que no sólo se redujo el cambio de personal, sino que se logró mantener al mejor talento, ya que sueldos más altos no puede competir con el equilibrio entre la vida privada y la personal que ofrece este horario flexible.

Aumento de la productividad

El caso de Toyota es ejemplar, ya que desde hace trece años redujo la jornada de sus mecánicos a seis horas diarias, ya que su estrés laboral resultaba en constantes fallas. Después de la reducción laboral, y la división del personal en dos turnos, se redujeron los errores y aumentaron las ganancias en un 25%, ¡impresionante!

Mayor bienestar individual y mejor clima laboral.

Como consecuencia lógica, los colaboradores y, sorpresivamente, también los clientes atendidos por el personal, han mostrado mayor disposición a hacer su trabajo, como resultado de un mayor equilibrio personal entre sus compromisos familiares, sociales y amorosos y su trabajo, que “interviene” menos en el tiempo que ahora pueden dedicar a familiares, amigos, pareja e incluso a sí mismos.

Otras propuestas

Incluso hay propuestas muchos más radicales, que pretenden llevar las jornadas laborales a ¡15 o 21 horas laborales a la semana! Sí, a la semana. La de idea de las 15 horas semanales pertenece a Rutger Bregman, historiador holandés que propone esto en su libro Utopía para realistas; la de 21 horas a las semana sale del informe 21 horas, una semana laboral más corta para prosperar en el s. XXI del New Economics Foundation, (Fundación Nuevas Economías) un think-tank (como se les llama a algunos centros intelectuales o de generación de nuevas ideas) británico.

Estos son los extremos del espectro que hoy analizamos aquí sobre la jornada laboral. Desde luego parece una exageración reducir tan drásticamente las horas de trabajo, pero encontrar este equilibrio en tu pyme, como en el caso de Suecia, puede ayudar tremendamente a elevar su productividad y el bienestar de tus empleados. Tu misión al frente de tu negocio propio es indagar cómo puedes coadyuvar a que el motor de tu empresa, tus trabajadores, pueden sentirse más satisfechos con su trabajo, entendiendo que esto beneficia a tu empresa.

Si quieres conocer otros incentivos no económicos como este que agradarán a tu fuerza laboral, descarga nuestra guía aquí abajo, es gratis y llegará directo a tu correo.

¡Hasta la próxima!

 

New call-to-action

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS