<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo va tu empresa en el tema de inclusión financiera?


El acceso a productos y servicios financieros puede ayudar a las personas y a las empresas por igual a llevar finanzas sanas, siempre y cuando sean llevados con responsabilidad. Si abordamos hoy este tema, es porque según el Banco Mundial, la inclusión financiera de amplios sectores de la sociedad puede ayudar significativamente a reducir la pobreza. 

Tanta es la certeza de que esto es así, que el Grupo Banco Mundial actualmente impulsa una iniciativa sobre el acceso universal a servicios financieros para finales de 2020 (UFA2020).
¿Por qué habríamos de hablar de un problema que parece más económico-político y no un tema de negocio como tal? Sencillo: si no hay demanda, la oferta difícilmente encontrará consumidor.
La famosa “activación de la economía” no es más que el hecho que la población consuma las mercancías que les ofrecen las empresas formales, es decir, aquellas legalmente constituidas y que por tanto pueden aportar información a instituciones como como el INEGI, SHCP o Banxico, que luego la regresan en forma de reportes o estadísticas, y de los cuales nos podemos apoyar para, de nuevo, tomar mejores decisiones en nuestro negocio propio, como aquella herramienta que te mostramos en esta publicación y que puedes aprovechar para potenciar tu negocio.

empresa con inclusión financiera.jpg

Bueno, ¿y lo de la inclusión financiera, mi empresa y todo eso?

Después de este rodeo, regresemos al punto principal de este texto: por dónde empezar nuestra inclusión financiera.

El pilar del acceso a los productos y servicios financieros es ni más ni menos que un viejo conocido: una cuenta de transacciones. Estas permiten hacer básicamente tres cosas con nuestro dinero:

  • Guardarlo
  • Enviarlo
  • Recibirlo

La importancia de la inclusión financiera es tal, que 55 países han firmado la iniciativa de acceso universal a servicios financieros, y 30 de ellos han comenzado a generar políticas para que esto sea una realidad ya en 2021.

En cuanto a las microempresas y pymes (que en conjunto son llamadas “mipymes”), se calcula que más de 200 millones -formales e informales- en las economías emergentes carecen del financiamiento adecuado para prosperar y crecer, y señalan que las principales razones para no tener una cuenta son la falta de una garantía y un historial crediticio, y la existencia de negocios informales.

Entonces, en resumen, si quieres que tu negocio propio sea exitoso, el hecho de acceder a los servicios financieros, empezando por abrir una cuenta de banco para transacciones es vital, ya que comenzarás a forjar un historial crediticio, que, sobra decirlo, debes manejar con responsabilidad, para así poder calificar para préstamos para expandir tu negocio y un seguro para proteger tu patrimonio y asegurar la continuidad de tu negocio, los cuales están abiertos a la gran mayoría de los negocios formales.

 

 

evita estos errores que hacer y que no en tu negocio

 

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS