<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo hacer un plan de negocios cuando ya tienes un negocio


Si tú ya tienes tu negocio propio, sin importar el tamaño, probablemente ya no te preguntes cómo hacer un plan de negocios, ya sea porque ya sabes cómo hacerlo o porque crees que es demasiado tarde porque ya tienes un negocio, y entonces te preguntas qué sentido tiene dedicar tiempo a un plan que comúnmente se realiza antes de iniciar una empresa.

Es cierto que un plan de negocios se considera una herramienta para quienes desean iniciar un negocio, pero esta herramienta es tan poderosa que te ayuda a evaluar y replantear una empresa que ya esté en marcha. Es decir, es importante tener un plan de negocios actualizado en todo momento. Hay empresas que revisan su plan de negocio año con año, otras que plantean un plan a 5 años, pero siempre hacen una revisión de cómo van y si el plan no ha cambiado.

 

como-hacer-un-plan-imagen-axa.jpg

Ahora que sabes la importancia, te preguntarás cómo hacer un plan de negocios

Vamos a ver, un plan de negocios, sin importar la metodología que utilices, tiene algunas partes fundamentales y vamos a hablar de ellas.

El primer elemento es tu propuesta de valor, sí es el más importante, porque refleja qué es lo que hace a tu empresa única. La gran ventaja cuando haces o revisas tu plan de negocios una vez que ya estás operando contra una persona que apenas va a comenzar, es que tú ya sabes las respuestas. Tú ya sabes qué hace a tu negocio único, en otras palabras, por qué tus clientes te prefieren frente a la competencia. Por ejemplo, porque tu producto es de mejor calidad, o porque les das más días de crédito o porque los atiendes mejor que nadie.

Si ya sabes cuál es tu propuesta de valor, es decir, qué hace a tu empresa única, debes preguntarte si tus decisiones están tomadas para fortalecer esa propuesta o la estás poniendo en riesgo. Recuerda, eso que hace única a tu empresa es lo que te hace vender más, así que empuja tanto como puedas esta propuesta al grupo de personas que les haga sentido.

Lo segundo que debes evaluar es qué tan efectivo eres al entregar esa propuesta de valor. En otras palabras, debes analizar qué tanto puedes cumplir con eso que te hace único de una manera más eficiente. Por ejemplo, si la razón por la que tus clientes te prefieren es por la calidad de tus productos, puedes investigar cómo aumentar la calidad sin aumentar el precio. Si, por otro lado, tus clientes te prefieren por los días de crédito, puedes evaluar aumentar tu línea de crédito con el banco para mantener los días de crédito, sin que esto signifique un riesgo para tu empresa.

Finalmente, evalúa cómo recoges el valor que entregas. Es decir, el precio y la forma de cobrar que haces de tus productos y servicios. Te has preguntado si es un buen precio, si tus clientes sienten que estás muy caro -o mejor aún– o muy barato. Si la forma en que les comunicas los días de pago es muy agresiva. Este es el último elemento por evaluar, cómo regresa a tu empresa el valor que entregas.

Aprovecha este inicio de año para revisar tu plan de negocios, para evaluar al menos estos tres elementos, y los descubrimientos seguramente te sorprenderán; a partir de ahí tomar las decisiones para este 2018 seguro serán de gran relevancia para tu negocio.

 

Temas de negocio plan de negocio

Germán Palacios Bustamante

Escrito por Germán Palacios Bustamante

MBA del IPADE, con experiencia en emprendimiento, innovación tecnológica y dirección de proyectos.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS