<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=149807469001499&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tres negocios desde casa para mujeres, con poca inversión


Si piensas en cómo poder generar ingresos sin tener que salir de casa pero crees que tu inversión no es suficiente, aquí te tenemos tres negocios desde casa para mujeres que necesitan poca inversión.

Antes de pasar a ver estas ideas que te pueden ayudar a autoemplearte, hay que hacer una aclaración: cuando hablamos de inversión, normalmente nos viene a la cabeza la inversión de capital, es decir, dinero que se usa para determinado fin en busca de que regrese aumentado; sin embargo, hay otros tipos de inversión, como el tiempo, que tiene la particularidad de que, hagas lo que hagas, no regresa nunca, por eso la ventaja de aprovecharlo, y también por eso la ventaja de trabajar desde casa, que no implica tiempo de traslado y puede dejarte más tiempo libre para disfrutar para ti misma o con tu familia o amigos.

Hecha esta importante aclaración, veamos cuáles son esos negocios desde casa que como mujer puedes echar a andar.

negocios-desde-casa-para-mujeres

 

1. Manejo de redes sociales

Con la creciente popularidad de las redes sociales, hoy en día nadie duda de que estar en internet es básico para cualquier empresa, y tú puedes hacer negocio justamente de esta necesidad. 

Si bien dijimos que eran negocios para mujeres y este tipo de actividad la pueden también hacer los hombres, piensa en los nichos de mercado que son exclusivos del sexo femenino: desde lencería hasta consejos para futuras mamás; las posibilidades, productos y marcas pensados para el mercado de las mujeres son muchas. 

Con el tiempo, si esta actividad te gusta y aprendes a hacerlo con un claro diferenciador, podrías emprender tu propio negocio de social media, con el cual poder ofrecer a tus clientes el manejo de sus redes sociales y a tus trabajadores la oportunidad de tener un trabajo en casa.

La inversión sólo requiere de una computadora o laptop (incluso un buen teléfono celular) y conexión a internet, y las habilidades incluyen buena redacción y estar familiarizado con las redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube, Instagram o LinkedIn, por mencionar algunas.

 

2. Diseñadora de interiores

Todas las generalizaciones son malas, pero podríamos permitirnos decir que la mujer es quien decide sobre la decoración de la casa. Esto es porque las mujeres son más detallistas que los hombres, y en esto estamos volviendo a generalizar pero basta con ver nuestra experiencia propia para darnos cuenta que algunos “prejuicios” en realidad surgen de ciertas actitudes o acciones que se repiten constantemente.

Usa tu sentido de la estética y esa capacidad de organización del hogar que en las familias tradicionales está a cargo del “ama de casa” y comienza a generar ingresos. 

La inversión aquí también es mínima, de hecho, puedes tú misma hacer un poco de arte kitch que toma objetos que están destinados a la basura y los aprovecha para crear piezas decorativas; así estarías sacando provecho a algo que hubiera terminado en la basura. 

Con tiempo y dedicación, incluso puedes iniciar tu propio negocio de consultoría en decoración, donde puedas también promocionar no sólo ese servicio, sino los productos que transformes en artículos decorativos.

 

3. Maestra

Si te llegó a pasar eso de decirle “mamá” a la maestra seguro entenderás bien este punto. Tradicionalmente las mujeres son las que se inclinan más por las carreras relacionadas con la docencia y la pedagogía, la enseñanza pues, esto debido a que suelen ser más empáticas y menos duras al momento de transmitir conocimiento, debido a la paciencia que tienen con los niños.

Si tú tienes hijos seguramente tu paciencia ha sido puesta a prueba varias veces, y eso es una gran ventaja para este trabajo, en el cual lo que quedaría por definir es el tipo de clases que vas a dar. Pregúntate qué es lo que sabes hacer mejor que muchos y qué tipo de necesidad resuelves con esto.

Con una mentalidad emprendedora bien enfocada, puedes hacer crecer este negocio al punto de poner una pequeña escuela, después de todo hay muchos lugares donde la educación no es suficiente y eso es un buen mercado al cual apuntar.

La inversión sería comprar un pizarrón de mediano tamaño, plumón y borrador básicamente, aunque con el tiempo si crece, obviamente tendrás que ampliarlo con más materiales.

Te dejamos una guía que muestra las ventajas que tiene aprovechar el potencial femenino en los negocios, ¡es gratis!

guia mujer emprendedora

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

Deja un comentario

ÚLTIMOS ARTÍCULOS