¿Por qué quiebran los negocios en México?


En nuestro país, casi tres cuartas partes de los trabajos formales son generados por PyMEs; esas pequeñas y medianas empresas son el motor de la economía nacional. Esta cifra (72%) es la mejor prueba de la importancia de un negocio como el que tienes (o piensas tener).

Abrir una empresa, “ser tu propio jefe”, parece no ser tan difícil después de todo, ¿verdad? ¿Y si te dijera que solo una PyME de cada cuatro llega al tercer año? Es más, de hecho nada más el 10% llega a los diez años. Ahí la cosa cambia. 


AXA-POSTporque quiebran negocios.jpg

 

Entonces, ¿me arriesgo con mi negocio, o no?

La respuesta sería: quédate con tu negocio, pero no te arriesgues. Para evitar el riesgo tienes que saber de dónde viene. En este caso, de acuerdo a un estudio del Instituto del Fracaso -que se dedica a juntar las malas experiencias y fracasos de emprendedores-, la razón principal por la cual una empresa cierra es la falta de ingresos.

Esta “falta de ingresos” se refiere al momento en que literalmente los emprendedores comienzan a quedarse sin dinero: las cuentas ya no salen para seguir teniendo comida, casa y transporte. En una situación así, cualquiera abandona el proyecto y se busca un empleo con sueldo fijo. Pero esto es lógico hasta cierto punto, hay que revisar por qué un negocio no termina dejando dinero, que es después de todo la razón detrás de las metas de una empresa.

Las razones del fracaso

  • Falta de un plan de negocio: Acuérdate que es tu negocio propio, no un juego de mesa de esos donde vas aprendiendo conforme vas jugando. Sentarse a hacer números es lo primero que cualquiera con la idea de emprender debe hacer.
  • Falta de objetivos: Imagina que le pones gasolina a tu coche, le checas los niveles, es más, hasta lo llevas a lavar para las vacaciones, y de repente ¡pum!, no tienes idea de a dónde vas a ir… Necesitas ponerte metas.
  • Falta de análisis: La gran mayoría de los negocios salen de ideas parecidas que el emprendedor vio ya llevadas a cabo, y si a eso le agregamos que a veces se toman las pláticas con nuestra familia y amigos como estudio de mercado, podemos entender por qué tantos y tantas fracasan.
  • Malas reinversiones:  Cuando un negocio que está en sus primeras etapas comienza a recibir ingresos, es vital saber qué hacer con ellos. Aquí hay que ser muy fríos, no te vayan a ganar las ganas de aumentarte el sueldo, o de invertir de más esperando aumentar en automático las ganancias.

 

Pues bien, estos son algunos de los riesgos que enfrentan las PyMEs para llegar a ser  exitosas. Si quieres conocer más a fondo sobre manejo de riesgo puedes descargar nuestra guía El que no arriesga, ¡gana! y aprender cómo proteger tu negocio y tu futuro.

Rodrigo Ayala Morales

Escrito por Rodrigo Ayala Morales

Asesor comercial con especialidad en emprendimiento. Promotor del autoempleo.

que tus amigos hagan crecer tu negocio
Deja un comentario